Edición impresa

Factores a tener en cuenta en la aplicación de medicamentos vaginales y uterinos

Martes, 22 Octubre 2019 - 9:40am
Muchas patologías del aparato reproductor de la vaca requieres atención y un tratamiento adecuado. En algunos casos se colocan hormonas y en otras situaciones se aplican medicamentos en el canal vaginal o en el útero.
 
Según Ernesto González, médico veterinario, la aplicación de medicamentos vaginales y uterinos es un tema que hoy en día se debate.
 
Explicó que en algunas fincas esta práctica se utiliza para tratar de contrarrestar situaciones que se producen por infecciones después del parto como las retenciones placentarias.
 
González indicó que líquidos de la retención placentaria quedan en el interior del útero y en la vagina y esto puede generar infecciones. Algunos profesionales optan por hacer lavados uterinos o vaginales o incluso por introducir óvulos. 
 
En cuanto a la introducción de óvulos, dijo que hay expertos en reproducción que ya no los recomiendan por las secuelas que dejan esas aplicaciones que generalmente son antisépticos y antibióticos que pueden afectar la flora vaginal y la flora uterina, y en consecuencia hacen más susceptible a la vaca de sufrir problemas de infertilidad o esterilidad.
 
Agregó que algunos de estos medicamentos son considerados como productos cancerígenos.
 
El médico veterinario señaló que hoy en día se están tomando otro tipo de medidas para tratar enfermedades y complicaciones en el aparato reproductor de la vaca a base de sustancias hormonales, que ayudan con su efecto a evacuar esas sustancias de las infecciones presentes en el útero o en la vagina.
 
Aclaró que la aplicación de medicamentos en estas zonas es una práctica que se ha venido reevaluando, sin embargo hay profesionales que la siguen empleando. 
 
"Cuando esta labor se deja en manos del administrador, del mayordomo o del inseminador, puede que no sea realizada de manera adecuada, con la asepsia que se requiere y en las concentraciones necesarias", sostuvo.
 
Aseveró que si esta práctica no tiene la supervisión de un médico veterinario entrenado, puede traer graves consecuencias para la salud del animal.
 
De acuerdo con la cartilla “aplicación de medicamentos vaginales” del Sena, los medicamentos que se usan para aplicación en el tracto vaginal, deben reunir algunas características especiales:
 
1. No pueden ser irritantes ni caústicos para las paredes internas del aparato reproductor.
 
2. Tener acción directa sobre la parte afectada.
 
3. Actuar en presencia de pus y secreciones.
 
4. Su acción debe ser desinflamante, absorbente y desinfectante.
 
5. La dosificación debe ser bastante precisa. 
 
Para que usted pueda adquirir un medicamento que reúna las características anteriores debe consultar previamente un médico veterinario.